966 315 333  
viaja@tresseisuno.com  

instagram

facebook

TOP

Lo mejor de Lanzarote

Nada más aterrizar en Lanzarote te das cuenta de que estás en un lugar diferente. La isla de Cesar Manrique enamora al visitante en cada rincón. La Isla del Fuego, un alucinante mar de paisajes volcánicos asomados en la inmensidad del Atlántico, te llenará de paz. Acantilados de lava y playas idílicas, pequeños pueblos pesqueros pintados de blanco. Piscinas naturales de aguas brillantes y playas,…unas de oscura arena volcánica y otras doradas.

Gastronomía fabulosa y llena de creatividad. Esta isla es una fiesta para los sentidos, en un marco de incomparable naturaleza. En definitiva, muchos son los motivos para conocer la isla de los volcanes.

  • PAISAJES DE OTRO MUNDO, Los paisajes impresionan, y por un momento, invitan a imaginarse habitando un espacio fuera de esta órbita.
  • PLAYAS DE TODOS LOS COLORES.
  • ES UN LUGAR DIFERENTE, gracias a sus valores sostenibles
  • PERFECTA PARA DISFRUTAR EN FAMILIA
  • UN LUGAR LLENO DE SORPRESAS.

I. PARQUE NACIONAL TIMANFAYA

Montañas del Fuego. Cadena de volcanes que produjeron las más importantes erupciones. Una vez accedemos al interior de las Montañas del Fuego, tenemos la sensación de hallarnos en un paraje sobrecogedor e irrepetible. El primer punto que visitamos es el Islote de Hilario, un lugar donde el subsuelo presenta una temperatura de 140ºC a sólo 10cm de profundidad. En este enclave podemos participar de diferentes experimentos geotérmicos, también podemos ver géiseres artificiales que producen unos tubos en el suelo cuando se arroja agua fría.

En el Islote de Hilario, el artista César Manrique, diseñó el Restaurante El Diablo, que cuenta con un horno natural perforado en la montaña donde se cocina gran parte de los platos que se ofrecen al cliente. Aquí se encuentra el punto de partida hacia la Ruta de Los Volcanes. Se trata de un recorrido donde tenemos la oportunidad de contemplar los lugares de mayor interés de todo el Parque. En unas guaguas especialmente acondicionadas, nos adentramos en un recorrido de 14km atravesando todas las zonas volcánicas de mayor interés geológico y paisajístico. Durante la visita, contemplaremos las numerosas alineaciones de volcanes, lenguas de lava y tubos volcánicos existentes en el parque.

 

II. LA GERIA

La Geria constituye una extensa superficie en la zona central de Lanzarote, ocupada en su parte por lavas recientes de la erupción de 1730-36, entre las que sobresalen algunos conos volcánicos de diversas alturas. Los usos más característicos de este espacio son las plantaciones de viñas que aprovechan para su desarrollo las posibilidades de lapilli como retenedor de la humedad. Se trata de una práctica tradicional de hondo arraigo en la cultura de Lanzarote, cuya pervivencia requiere aportaciones económicas que contribuyan a mejorar su rentabilidad. En esta zona se ubican varias poblaciones y asociadas a ellas hay también cultivos tradicionales de huertas. Una red de pistas y carreteras asfaltadas conecta dichas poblaciones y las de los alrededores, y permite recorrer el área protegida. En el camino encontrará algunas bodegas donde poder degustar el vino de la zona.

III. LAGUNA VERDE, LOS HERVIDEROS Y SALINAS DE JANUBIO.

CHARCO DE LOS CLICOS O LAGUNA VERDE. El interior del gran cráter abierto al mar conocido como El Golfo alberga como elemento más destacado el Lago Verde o Charco de Los Clicos, que se ha formado por la floración de agua marina en superficie, dada la singularidad topográfica del terreno. Junto a este espectáculo natural se encuentra El Golfo, un pequeño pueblo de pescadores con una buena variedad de restaurantes en primera línea de mar.

LOS HERVIDEROS, Se trata de un tramo de costa acantilada con presencia de cuevas y bufaderos formados a raíz de erupciones volcánicas y esculpidos por la erosión, donde el mar suele batir con peculiar virulencia.

SALINAS DE JANUBIO, El ingenio lanzaroteño produce a finales del siglo XIX un tipo de salina denominada “salina de barro con forro de piedra”, empleando pozos y molinos de viento, lo que hace posible romper la inmediata dependencia de la línea costera.

IV. ARRECIFE (La Capital).

CASTILLO DE SAN JOSÉ, En el Castillo de San José, ubicado en la bahía del puerto de los mármoles, se encuentra el Museo Internacional de Arte Contemporáneo. El museo se constituyó en el 1975 con el fin de “promover, reunir y exponer las obras más significativas de la creación artística moderna”. Las instalaciones cuentan con un restaurante con vistas panorámicas del puerto.

CHARCO DE SAN GINÉS, En pleno corazón de la capital se encuentra el Charco de San Ginés, un entrante de agua de mar a cuyo alrededor surgió el primer núcleo de pescadores de la isla.Por la presencia del Charco, Arrecife fue llamada en el pasado la Venecia del Atlántico. Remodelado según un proyecto de César Manrique, el Charco es referente de la ciudad. Actualmente se utiliza para fondear pequeñas embarcaciones. En torno al mismo hay una variada oferta de bares y restaurantes y muy buen ambiente.

PUENTE DE LAS BOLAS Y CASTILLO DE SAN GABRIEL, El Puente de las Bolas, es un puente empedrado que servía de acceso al Castillo de San Gabriel. Construido en el siglo XVI, sus 175 metros unen el castillo con tierra firme. Actualmente la fortaleza se ha convertido en el museo de la historia de Arrecife.

V. HARÍA.

Se encuentra en el norte de Lanzarote y goza de un microclima especial que convierte sus tierras en las más verdes de la isla.

CUEVA DE LOS VERDES, En la carretera hacia Órzola, se encuentra la Cueva de Los Verdes. Esta galería subterránea, forma parte de uno de los tubos volcánicos más extensos del mundo, resultado de las erupciones del volcán de La Corona. + INFO.

JAMEOS DEL AGUA, Los Jameos del Agua es el primer Centro de Arte, Cultura y Turismo creado por César Manrique, y constituye el reflejo de uno de sus pilares creativos: la armonía entre la naturaleza y la creación artística. La laguna interior se forma por filtraciones de agua marina y en la misma habita el cangrejo ciego, una especie endémica de la isla. + INFO.

MIRADOR DEL RIO, Camuflado para dotarlo de un efecto sorpresa y proyectado con una sensibilidad estética, ecológica y arquitectónica poco común, el Mirador del Río es una de las intervenciones más representativas de César Manrique en la isla de Lanzarote. El Mirador permite una visión privilegiada de un amplio sector del norte de la isla y Archipiélago Chinijo. + INFO.

 

VI. TEGUISE.

VILLA DE TEGUISE, fue la antigua capital de Lanzarote y el primer asentamiento civil y urbano más importante de Canarias. Declarada conjunto arquitectónico-histórico- artístico, pasear hoy en día por las calles empedradas de su casco histórico resulta agradable y acogedor.

MERCADILLO DE TEGUISE, En pleno casco histórico de la Villa de Teguise, se celebra cada domingo el mercadillo de 09.00 a 14.00 horas. Se ha convertido en uno de los mercadillos más populares de Canarias, en él se ofrecen productos de todo tipo: artesanía, productos ecológicos y tradicionales, souvenirs…

JARDÍN DE CACTUS, El Jardín de Cactus es uno de los Centros de Arte, Cultura y Turismo de Lanzarote. Fue una de las últimas grandes intervenciones de César Manrique en la isla. El espacio alberga unos 4.500 ejemplares de cactus provenientes de 450 especies diferentes y llegados de todas las partes del mundo.

MUSEO DE PIRATERIA – CASTILLO DE SANTA BARBARA, La fortaleza del castillo de Santa Bárbara fue construida a mediados del S.XV en la cima del volcán de Guanapay.

VII. LA GRACIOSA.

Después de haber visto desde la orilla del Risco de Famara a la más rubia del Archipiélago Chinijo, se nos hace la boca agua, pensando en sus playas doradas, sus plácidas casas tendidas en el lienzo ocre arenoso o en el mar turquesa que la acaricia. Esta isla es para viajeros especiales, sensibles, que saben disfrutar de la naturaleza, del silencio, de la belleza, y cómo no del sol y de playas solitarias.

La Graciosa es probablemente uno de los pocos lugares de Europa donde todavía no hay carreteras asfaltadas. Es la más desconocida y la que derrocha más serenidad de las Islas Canarias.

¿Cómo llegar? Existen líneas regulares de ferrys desde el puerto de Órzola, con una frecuencia aproximada de salidas cada 30 minutos.

Excursiones marítimas, Desde la Isla de La Graciosa se pueden hacer excursiones a los Islotes que pertenecen a la Reserva Marina y admirar un paisaje bellísimo que aún permanece intacto. Estas excursiones suelen detenerse en alguna de las fabulosas playas donde podemos maravillarnos con los fondos submarinos.

Bicicleta, Otra magnífica alternativa de conocer La Graciosa y sus exóticos paisajes, es subirse a una bicicleta. Se oueden alquilar en Caleta de Sebo.

VIII. PLAYAS Y PISCINAS NATURALES.

Las playas de Lanzarote constituyen una invitación para disfrutar del mar que baña sus orillas, pues la temperatura media anual del agua ronda los 19.5º C. El mar de Lanzarote, generalmente quieto y amable, invita a su disfrute en las numerosas playas que salpican su litoral, pero, también ofrecen otras oportunidades de goce, además del conocido disfrute de playa y sol, a través de los deportes náuticos, o las excursiones marítimas, debido al buen tiempo reinante durante todo el año, a la gran cantidad de horas de sol y a la elevada temperatura media del agua de mar.

Las playas más destacadas:

Piscinas naturales:

En definitiva, una isla llena de tesoros. Un lugar diferente, en el que podrás desconectar y a la vez descubrir paraísos que nunca habrías imaginado.

Post a Comment

You don't have permission to register